SPB
SPB Contigo
Halloween: ideas de disfraces para niños

Halloween: ideas de disfraces para niños

Para disfrazar a los más pequeños de la casa y que se lo pasen bomba

La palabra “Halloween” proviene de “All Hallows Eve” que significa “Víspera de todos los Santos”. Aunque podamos pensar que es una festividad estadounidense, lo cierto es que el origen lo encontramos a este lado del Atlántico, en la vieja Europa, de la mano de los celtas. Ellos fueron los que, con la inmigración, llevaron Halloween a Estados Unidos y allí se ha popularizado.
 
Pero ha vuelto a cruzar el charco. Aunque no sea una fiesta tradicional española, es indiscutible que cada año más vemos que se celebra por todas partes. En colegios, guarderías, grupos de amigos, etc. Ya no resulta extraño encontrar gente por la calle disfrazada pidiendo caramelos al grito de ¡Truco o trato!. 

Pero si hay un colectivo al que esta fiesta le gusta especialmente es a los niños. A la mayoría de peques les encanta disfrazarse así que esta fiesta es perfecta. Pero, ¿y de qué los disfrazamos? Aunque nos guste ser originales, hay unos disfraces que son los que se llevan la palma. Los más buscados y los más demandados. 

BEBÉS

Brujitas y brujitos, magos, vampiros... Son todas buenas ideas para los bebés pero si hay que decantarse por una opción, la que nos parece más ideal de todas es disfrazar a los pequeñuelos de calabazas. Quedarán más que achuchables vestidos con mullidos disfraces naranjas. Opción perfecta. 

NIÑAS/NIÑOS

Los disfraces top para los niñas y niños son:

Brujitas y brujitos: encontrarás este tipo de disfraces por todas partes. Si no quieres hacerte con el disfraz completo, un gorrito y una escoba y disfraz listo. 

Diablos y diablesas: también muy recurrente. Los tridentes también poblarán a sus anchas por las calles de nuestros pueblos y ciudades. Igual que en el caso anterior, con un pequeño complemento, lo tendrás listo. 

Esqueletos: de cuerpo entero, cabeza incluida, reflectantes.... Los hay de todo tipo y condición. Y tienen una ventaja, los niños pueden ir calentitos con su ropa puesta debajo y el disfraz encima. Para las zonas con bajas temperaturas, opción muy interesante. 

Momias: es un poco más complicado que aguante el disfraz sano y salvo hasta que acabe la noche, pero es gracioso y, como en el caso anterior, calentito. 

¡Esperamos que pases un Halloween terroríficamente divertido!


 

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar