SPB
SPB Contigo
Trucos para evitar los resfriados en niños

Trucos para evitar los resfriados en niños

El consejo número 1 es lavar y desinfectar frecuentemente las manos

Esta época del año es una de las más propicias para los virus y bacterias. Campan a sus anchas aprovechando los cambios bruscos de temperaturas. Y los niños son uno de sus blancos preferidos. De hecho, los pediatras señalan que los niños se resfrían entre tres y ocho veces al año así que conocer algunos trucos para intentar hacerles frente no está de más.



Manos limpias y desinfectadas

Es el primero de los trucos y el más efectivo. Tenemos que enseñarles a los niños a lavarse las manos frecuentemente y desinfectarlas ya que si se toca los ojos, nariz o boca después de haber tocado algo contaminado, se contaminará. Por ello, deben aprender a lavarse adecuadamente las manos en determinados momentos clave como después de ir al baño, después de jugar y antes y después de comer. 

Pero no únicamente basta con lavárselas, se deben secar adecuadamente puesto que la humedad es el mejor de los ambientes para virus y bacterias y, sobre todo, desinfectar adecuadamente. Para ello, nada más cómodo y práctico que el Gel de manos con alcohol desinfectante Deliplus de Mercadona. Podrás desinfectar sus manitas sin agua en cualquier lugar.


Juguetes limpios y desinfectados

A menudo tendemos a no limpiar adecuadamente los juguetes y accesorios que rodean a nuestros hijos. Esto es un error puesto que estos elementos suelen concentrar bastantes virus y bacterias. En este post os comentamos cómo limpiar los juguetes, os recomendamos, además, el Multiusos Desinfectante Bosque Verde para que tu casa esté libre de virus y bacterias.



Ventilar la casa

En invierno tendemos a abrir mucho menos las ventanas para mantener las casas caldeadas. Sin embargo, no hacerlo provoca que los ambientes se carguen. Lo más adecuado es abrir las ventanas a primera hora de la mañana y cerrarlas media hora después. Con ello, habremos invitado a salir de nuestra casa a virus, bacterias, hongos, polvo, ácaros y todo tipo de partículas en suspensión que pululan por nuestras habitaciones.

Evitar los cambios bruscos de temperatura

En ocasiones nos pasamos con la calefacción en nuestras casas y ponemos temperaturas totalmente desproporcionadas. No solamente estamos haciendo daño a nuestro bolsillo y al planeta, sino que, además, estamos fomentando sufrir cambios bruscos de temperatura que hagan que nos resfriemos. No podemos llegar a casa estando a 8 grados de temperatura y llegar a 27 de repente. La temperatura óptima para tu hogar debe rondar los 21º cuando estemos en casa y por la noche alrededor de los 16 o 17º. Cuando no estemos en nuestra casa, podemos programar la calefacción para que no baje de 15º puesto que si lo hace, volver a calentar la casa nos costará mucho más. Además, podemos programar que una hora antes de llegar, se encienda a los 



Alimentarse adecuadamente

No hay duda que una buena alimentación nos ayuda a estar más sanos y fuertes y, por supuesto, también puede ayudarnos a prevenir los resfriados si elegimos aquellos alimentos más adecuados. Los mejores son, sin duda, aquellos que tienen vitamina C. Elige naranjas, kiwis, también calabazas y, sorprendentemente, el ajo crudo y la cebolla también son buenísimos como "antibióticos" naturales.

Beber muchos líquidos

Si alimentarse bien es necesario, beber muchos líquidos también lo es. Una buena hidratación ayuda a prevenir la sequedad que irrita la nariz y la garganta y ayuda a eliminar la mucosidad. Además, se expulsan los virus más fácilmente.

 


 

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar